English French German Portuguese

9 jun. 2015

Cuando Grace Jones es Gigi en tu paladar



El imaginario de la cultura pop es sorprendente, caleidoscópico, quizá pantagruélico. Cualquier calificativo encaja, cualquier hipérbole se queda corta. Su nacimiento se asocia con unos años en los que las prohibiciones que se habían evaporado en la bruma de los sesenta comenzaron a licuarse en la cultura líquida de la que posteriormente se apropió Bauman. Todo se desbordaba. El ‘pope’ de aquellos años fue Andy Warhol y su ‘santa sede’, el Studio 54 de Nueva York. Columnas y columnas de creyentes del exceso dejaron todo por abrazar la religión del hedonismo. En los límites de la nebulosa creativa de Warhol coincidían personajes que estaban agazapados en la periferia o, simplemente escondidos entre las tinieblas de la superficialidad. Uno de esos personajes fue Grace Jones, una vestal del exceso que distorsionó la hasta entonces imagen insulsa y pacata de las modelos de pasarela. Su insolencia, agresividad y desmesura contribuyeron a borrar clichés.

Cuatro décadas después, el espíritu de esta jamaicana sigue indisolublemente asociado al exceso, a la exageración más allá de lo verosímil. Gigi, como se la conoce en la intimidad, sigue haciendo incursiones en la vida social, pero con cuentagotas. Con 67 años, no deja de provocar. Incluso al Libro Guinness de los récords, porque la diosa del exceso da nombre al que quizá es el cóctel más caro del mundo. Se trata del ‘Gigi’, una creación del restaurante homónimo del elitista barrio de Mayfair en Londres. Por 11.500 euros, el ‘bon vivant’ que quiera que la cultura líquida se desborde en su paladar disfrutará de un cóctel que incluye champán de reserva (Vintage Cristal de 1990), un ‘armagnac’ con más de cien años de antigüedad (Samalens Vieille Relique Vintage Bas Armagnac de 1888) y virutas de hojas de oro. 


Jones no pudo resistirse a semejante provocación y el año pasado se hizo acompañar de otro amante del exceso, el icono Boy George, para beberse, dicen, más de un ‘gigi’ a la salud de la cultura pop.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Conversamos? Comenta mi artículo.
Expresa tus experiencias y creaciones culinarias con el oro y la plata comestible.