English French German Portuguese

10/9/2014

Lussory Gold: champán 'halal' con oro comestible


Desde hace años, enólogos y elaboradores trabajan abriendo nuevos nichos de venta para los mejores caldos. No basta con una buena presentación: hay que pensar en productos con un público muy definido. El marketing viene de la mano. Uno de los grandes retos es elaborar un buen vino o champán sin alcohol. Este tipo de producto puede resultar de gran interés para 'targets' muy concretos. Es el caso del mercado musulmán, cuyos creyentes no pueden beber alcohol si siguen los preceptos del Corán. Las ventas son más que buenas y el producto todavía pide una mayor especialización. 


Los habitantes de los emiratos del Golfo piden vinos destinados a celebraciones y consumo en entornos de lujo. Por ello, desde Dubai la compañía Lootah Premium Foods lanza este mes de septiembre un nuevo champán 'halal' en el que el oro comestible de 24 quilates es protagonista. Se llama 'Lussory Gold' y es un espumoso blanco elaborado con uvas de La Mancha (España). Según Tony Colley, director general de Lootah Premium Foods, este espumoso nace debido a la gran demanda que existe en clientes vip para bodas, cumpleaños o eventos corporativos".


El nuevo champán no ha pasado desapercibido en las redes sociales. En Instagram se pueden contemplar distintas preparaciones con el Lussory Gold en Bystro Dubai, evento en el que se ha presentado el producto.

11/8/2014

El mejor cupcake para celebrar el 40º cumpleaños

En el blog de Orogourmet os hemos mostrado varias presentaciones que no tienen nada que envidiar a las creaciones de los más reputados maestros de la pastelería. En nuestro radar del lujo habitualmente aparecen dulces y postres de lo más variopinto. Sin embargo, hace pocos días se encendieron las luces de alarma: hemos localizado un cupcake que combina tradición y cocina de vanguardia. Para conocerlo, tenemos que viajar hasta Canadá, concretamente a Toronto.

El amor se puede manifestar de muchas maneras, pero todavía se paladea con más intensidad cuando tu pareja te despierta con un detalle imprevisible. Es lo que debió pensar la persona que encargó a Lisa Sanguedolce, propietaria de la pastelería Le Dolci, un cupcake para celebrar el 40º cumpleaños de su esposa. El hombre, del que no ha trascendido la identidad, acudió al obrador con la intención de sorprender a su mujer con un dulce que que recogiera los buenos momentos del pasado y se abriera al futuro con buenas esperanzas y promesas por cumplir. La respuesta se la dieron el maestro pastelero Devonne Sitzer y la diseñadora Annie Sung Lee, quienes se encerraron en Le Dolci hasta dar con la fórmula perfecta para conmemorar el cumpleaños.


Para ello, conversaron con el cliente y, a partir de los ingredientes favoritos de su pareja, iniciaron un proceso de diseño y elaboración que nada tiene que envidiar a la creatividad que se desprende de cualquier obra de arte. Para empezar, trabajaron un bizcocho con azúcar, harina, miel y sal, que rellenaron con crema de vainilla y un glaseado de moka. Una vez elaborada la base, era momento para innovar. Por indicación del cliente, el champagne tenía que ser protagonista, pero no lo podía ser de cualquier manera. Así que, para sorpresa de la propia Sanguedolce, recurrieron a una técnica propia de la cocina molecular: hicieron burbujas (pequeñas esferas) de champagne. Querían que el espumoso "explotara" en el paladar de la afortunada. Solo con este detalle, el dulce hubiese merecido un artículo, pero todavía hay más.

El cupcake necesitaba un ingrediente que supusiera la diferencia creativa respecto a otras elaboraciones de lujo. Tanto el pastelero como la diseñadora apostaron por el oro comestible. Lo hicieron no como un detalle, sino como toda un exhibición de lujo y modernidad. No se limitaron a espolvorear el dulce, sino que lo revistieron de oro comestible. Con una base de chocolate italiano y café Kona dibujaron unas flores que fueron grabadas en oro. No se quedaron ahí. También entrecruzaron láminas de oro comestible alrededor de la base y dejaron crecer ramas y hojas pintadas también con oro comestible. El resultado es una creación singular, sin parangón en el mundo de la pastelería por su difícil combinación de elementos y la máxima elegancia en la presentación. La guinda al pastel, valga el tópico, se consiguió con una cápsula de coñac Courvoisier de 21 años, que se deshace a gusto del consumidor.

Este cupcake, con un precio de 670 euros, probablemente no se vuelva a elaborar en Le Dolci: no se ha 'bautizado' y su 'propietario' ha pedido que quede en el tiempo como el regalo por el 40º cumpleaños de su mujer. Y, claro, 40 años solo se cumplen una vez. Quizá tú sí te atrevas a…, ¿superarlo? ¿Nos lo cuentas?

Imagen: The Canadian Press

10/7/2014

Oro comestible para ‘los alquimistas de la coctelería’

El verano pasado hicimos un repaso por los cócteles más creativos que conocíamos o nos habían recomendado clientes y amigos. De cara a la temporada estival, queremos seguir aumentando nuestra ‘colección’ con una imaginativa propuesta. Para ello, tenemos que viajar a la ‘Ciudad del Pecado’, Las Vegas. Allí tiene su residencia Max Solano, uno de los ‘bartenders’ profesionales más afamados de Estados Unidos. Es habitual verle en prensa y eventos especializados sobre mixología (coctelería). Se podría decir que es todo un ‘alquimista de la coctelería’.


Solano es el director de coctelería de Delmonico Steakhouse y Table 10, dos restaurantes que son propiedad de Emeril Lagasse, el ‘arguiñano’ de Estados Unidos. El primero de ellos, ubicado en el hotel The Venetian, ha celebrado su 15º aniversario con un menú especial en el que no podían faltar los mejores y más celebrados espirituosos. Entre los cócteles, destaca el Nola Presidential, una preparación que sorprende por su variedad de ingredientes. Contiene bourbon Pappy van Winkle de 15 años, ron Pyrat Cask, vermú blanco Maurin, vermú dulce Carpano Antica, licor Grand Marnier Cuvee 1880, vainilla ‘envejecida’ en barrica de bourbon, angostura Bitter Truth Jerry Thomas y una lámina de oro comestible. 


Un exceso, quizá barroco, que resulta imperceptible cuando se ve la presentación, casi minimalista. El cóctel se sirve por 85 euros, aunque se puede solicitar una versión reducida por unos 12 euros.

Imagen: Susan Stapleton

4/6/2014

Oro comestible en la boda de Kim y Kanye

En Orogourmet tenemos conectado el radar de tendencias gastronómicas las 24 horas del día, los 365 días del año. Si encontramos alguna nueva creación o una propuesta rompedora os la traemos al blog para dar rienda suelta a vuestra inspiración y creatividad. En este caso, hemos puesto mucha atención en la boda del año para la prensa rosa no de España, sino de todo el mundo. Nos referimos al espectacular enlace entre Kim Kardashian y Kanye West, estrellas de la televisión y la música en Norteamérica. Tanto los preparativos como la propia ceremonia han sido 'retransmitidos' con todo lujo de detalles por la prensa del corazón de Estados Unidos. Dos 'celebrities' de semejante talla, con una personalidad tan peculiar, son un reclamo irresistible para cualquier periodista cotilla que se precie.


La boda tuvo una fiesta previa en París en la que los invitados pudieron gozar de una actuación privada de Lana del Rey, un almuerzo en castillo de Videville del diseñador Valentino y un tour por el Palacio de Versalles. De hecho, la pareja quería casarse en sus jardines, pero no obtuvieron el pertinente permiso. Como 'entrenamiento' para la celebración, no estuvo nada mal, pero el plato fuerte estaba esperando en Florencia. Las crónicas sobre lo ocurrido en Italia muestran que ni West ni Kardashian tienen nada que envidiar a los fastos de los Medici. Para empezar, alquilaron una fortaleza que perteneció a la familia florentina por 'solo' 300.000 euros. A partir de ahí, los detalles son 'secreto de sumario', pero sí que hemos sabido que actuaron Andrea Bocelli o John Legend. Pero, vamos a lo que nos interesa: los invitados tenían sus nombres inscritos en oro en las mesas de la celebración… Celebración en la que los platos estaban glaseados con oro comestible. Pero, no hemos terminado...


Como los invitados, unos 250, tuvieron que firmar una cláusula de confidencialidad para asistir a las celebraciones, son pocas las fotos que se han filtrado tanto en medios como en redes sociales. Sin embargo, alguna de las imágenes ha sido captada por nuestro radar. Franca Sozzani, editora de Vogue Italia, colgó una fotografía en Instagram en la que hay algún detalle interesante. En el fondo del retrato se puede observar la tarta de bodas que tiene siete pisos. Según indican varios medios, su coste rondaría los 5.000 euros y, sorpresa, además de unas bellas decoraciones con fruta, el postre tenía un ingrediente especial: una capa de oro comestible. Como veis, nuestro radar sigue muy activo. Prometemos más sorpresas.

12/5/2014

Zillion Dollar Grilled Cheese, el lujo en una tosta

Han pasado cuatro años desde que en Orogourmet lanzamos la idea de que la gastronomía española estaba viviendo su Edad de Oro en Internet. La gran familia de blogueros, tuiteros, youtubbers…, que comparten sus experiencias y recetas no ha parado de crecer. Incluso se ha producido un fenómeno que hace no mucho tiempo parecía poco probable: las redes sociales han sido una gran cantera para formatos televisivos en los que la gastronomía es protagonista. Se podría decir que todos llevamos un chef dentro. Y lo mejor de todo es que no hay un ‘efecto Gollum’. Me explico: todos experimentamos, hacemos nuestros pequeños descubrimientos culinarios y, lo más importante, los compartimos en lugar de guardarlos como…, ‘mi tesoooroooo’.



En ese afán de seguir compartiendo, en el blog Oro Comestible os contamos distintas aplicaciones de los metales comestibles en gastronomía. Habitualmente se concibe el uso tanto del oro como de la plata comestible como una acción exclusivamente reservada al lujo. No es descabellado. En estas líneas os hemos mostrado platos, postres, espirituosos…, que ostentan récords Guinness en sus respectivas categorías por ser los más caros del mundo. Sin embargo, el oro comestible tiene una larga trayectoria en la cocina doméstica. Sí, en los fogones de los chef que llevamos dentro. De hecho, os hemos mostrado distintas recetas que amigos, colaboradores y seguidores nos pasan habitualmente. Por ejemplo, el Cake de Oro en Tarro o el Milhojas Gehry. Creo que esto nos lleva a una conclusión que siempre hemos defendido en Orogourmet. La Edad de Oro de la gastronomía lleva consigo la democratización de la cocina de lujo. En esto, como no podía ser de otra forma, tienen mucho que ver las redes sociales.

Esa democratización también ha llegado a la barra de bares y cafeterías. El oro comestible puede disfrutarse en platos, sándwiches e incluso pinchos sin necesidad de pagar precios que supongan un nuevo récord. Es el caso de la colaboración que han establecido en Chicago el restaurante Deca con el bar del hotel Ritz de la misma ciudad. Ambos establecimientos querían realizar una preparación original para el Mes del Queso a la Parrilla (National Grilled Cheese Month). Buscaban lujo y, a la vez, una oferta accesible no solo para magnates. El límite eran cien dólares –unos 73 euros-. Así nació el Zillion Dollar Grilled Cheese. Para entendernos, es una ‘tosta’ de queso fundido. La idea es pura artesanía. El sándwich incluye auténticas delicias como queso cheddar gran reserva –dicen que tiene 40 años-, jamón ibérico, tomates regados con vinagre balsámico, virutas de trufa de Oregón y… cobertura con láminas de oro comestible. La propuesta no ha pasado inadvertida y ha generado todo tipo de comentarios en la prensa local. El atrevimiento de los cocineros de Chicago nos lleva a invitar a bares y cafeterías locales a trabajar pinchos y tapas con oro comestible. De hecho, ya os hemos presentado algunas ideas en el blog. Como veis, no hace falta estar en el Libro Guinness. Con llegar al corazón de los clientes nos conformamos, que no es poco.

10/4/2014

Maridaje entre oro comestible y vodka premium

Una de las escenas más recordadas de 'Ciudadano Kane', quizá la película fetiche del cine clásico, vuelve al pasado gracias a una esfera de nieve. En su interior, los copos permanecen suspendidos de manera hipnótica sobre la humilde casa en la que corretea un joven Charles Foster Kane. Es la metáfora de la infancia del protagonista. Estas bolas o globos de nieve tienen su origen en la Francia de comienzos del siglo XIX, donde se usaban como pisapapeles. Habitualmente, los copos que flotaban dentro de ellas eran trocitos de jabón insoluble, muescas de porcelana o pedacitos de pan de oro. Precisamente esta última idea, la del oro flotando en una botella, ha inspirado la última creación de Diageo.



Se trata de Smirnoff Gold Apple, un vodka de edición limitada que cuenta en su interior con copos de oro. Para ello, la compañía ha trabajado una composición especial que permite que el oro comestible permanezca suspendido en el destilado. Esta cualidad, la de que el oro se mantenga a flote, es una de las más apreciadas por profesionales y sibaritas, como ya hemos podido conocer en Orogourmet. De hecho, la idea la conocéis por creaciones como Centvm Vitis o El Conde Azul.
En el caso de Diageo, Smirnoff Gold Apple es el 'sucesor' del celebrado Smirnoff Gold Cinnamon, que se lanzó en 2012. Incluye copos de oro comestible de 23 quilates en un base de vodka premium Smirnoff nº21 con sabor a manzana. Se puede decir que la decoración del producto también es 'premium', puesto que se inspira en el Renacimiento francés.


Las botellas de Smirnoff Gold Apple todavía no se pueden adquirir en comercios especializados. La compañía ha decidido lanzar el producto en un lugar muy especial. Se trata de tiendas premium de aeropuertos y grandes estaciones donde esta botella se vende como "el regalo ideal para un amigo". De momento, estará disponible hasta septiembre de este año. Esperamos la opinión de nuestros viajeros.

6/3/2014

Oro comestible en la noche de los Oscar

Atención. ¡Tenemos exclusiva! Nos la cuenta nuestro ‘paparazzo’ en la alfombra roja. Es uno de los secretos mejor guardados de la última ceremonia de los Oscar. Se trata del motivo por el que todo el mundo estaba feliz. Sí, lo sabemos. ¿Quizá la varita mágica de la bruja buena trabajó horas extra para conseguirlo? Puede, pero no. ¿Quizá la hiperpositiva canción de Pharrell Williams les ayudó a levitar? No, no, parece que no. Umm…, ¿también podría ser algún ingrediente secreto en la famosa pizza? Si no, no se explica lo del selfie. Bueno, la pista no es mala porque se trata de un secreto culinario.


Sabemos de primera mano que entre los invitados uno de los eventos más apreciados no es la gala en sí, sino las fiestas posteriores en las que se desata la locura. Este año ha habido tortas por asistir a la GovernorsBall, una celebración a la que se invitó a 1.500 celebridades y ejecutivos de la industria del cine. La cita, que contó incluso con un concierto privado de John Legend, tuvo lugar en el Ray Dolby Ballroom de Los Ángeles. Desde hace dos décadas, la estrella de la Governors Ball no es ningún actor, ni ninguna rutilante estrella. El hombre más alabado de la noche es Wolfgang Puck. ¿Que quién es? Uno de los chefs más solicitados entre las estrellas de Hollywood. Este año, con la inestimable colaboración de 350 ayudantes, elaboró un cóctel con 7.000 gambas, 1.300 ostras, carne de Kobe y trufas francesas, entre otras delicias, todas ellas regadas por 1.300 botellas de champán. En total, 50 creaciones originales.


Según nos cuenta nuestro ‘paparazzo’, Puck consiguió que todos los asistentes salieran con una sonrisa en los labios, independientemente de si fueron galardonados o no. ¿Por qué? Logró que todo el mundo se llevara una estatuilla. ¿Cómo? Todos ganaron en la noche de los Oscar. El chef austríaco elaboró 5.000 pequeños ‘oscar’ de chocolate que dispuso en la mesa de postres de la Governors Ball. En este caso, sí que había un ingrediente secreto: el oro comestible. El equipo de cocina utilizó hasta cuatro kilos de oro comestible para dar el toque definitivo a la preciada estatuilla. Nos preguntamos si el año que viene, en lugar del pizzero, quizá llamen a algún maestro chocolatero. Seguro que el oro comestible es protagonista. Apostamos por ello.

Imágenes: Los Angeles Times

5/2/2014

El oro comestible, protagonista de la campaña de publicidad más original del Reino Unido

Los amantes de James Bond tienen grabada en la retina las escenas de Goldfinger en las que Shirley Eaton aparece cubierta de oro. La tercera película de la saga 007 es un compendio del lujo y las tendencias de los años 60. Su estética se ha copiado hasta la saciedad tanto en el cine como en el mercado publicitario. El efecto de cubrir a un actor o una actriz con una capa de metal o pintura es una ‘receta’ común entre creativos. Vodafone, sin ir más lejos, utiliza este recurso en su Vodafone Wallet. Sin embargo, pocas estrategias son tan originales como la que lanzó Pizza Express a principios de año para celebrar el 45º aniversario de sus ‘dough balls’ –bolas de masa, en castellano castizo-.


Si habitualmente mostramos aplicaciones o recetas originales con oro comestible, en esta ocasión nos permitimos hacer un guiño a los profesionales del mercado del marketing y la publicidad. Vamos al grano. La compañía contrató a una estrella de la tele, Joey Essex –el equivalente a uno de los protagonistas de Gandía Shore, en España, o Jersey Shore o The Valleys, también en el mercado anglosajón-, para escenificar un ‘goldfinger’. Hasta ahí, nada original. La clave de la campaña de Pizza Express está en lo que promocionaba Essex con esta ‘hazaña’ del maquillaje: la cadena de pizzerías había elaborado dos únicas y exclusivas ‘dough ball’ recubiertas con oro comestible. Los afortunados que las han encontrado en su pedido, además de disfrutar de esta delicatessen de la comida, han ganado 5.000 libras –unos 6.000 euros-. Además, la cadena ha incluido otras diez ‘bolas’ sorpresa en distintos packs. Llevan un ‘pasaporte’ especial para que sus compradores no tengan que abonar ninguna de las ‘dough balls’ que pidan durante un año. Si pensamos en nuevas ideas, ¿os imagináis, por ejemplo, la búsqueda de un donut de oro comestible?


Por cierto, no es la primera que hablamos sobre pizzas y oro comestible en este blog. Tampoco es la primera vez que aparece James Bond… ¿Quizá estemos ante un déjà vu? Bueno, otra vez…, vamos al grano, mejor dicho, a la pasta. La famosa Pizza Royale 007 elaborada por Domenico Crolla es el mejor ejemplo de pizza con oro comestible, no solo por su originalidad, sino por la bonita historia de amor que la inspira. Con San Valentín tan cerca, ¿quién sabe? Como inspiración, os dejamos los títulos de crédito y la incomparable banda sonora de Goldfinger.

8/1/2014

Un Cake de Oro en Tarro para comenzar el año con buen pie

Si dedicas un poco de tiempo a visitar los perfiles y las actualizaciones en redes sociales de amigos y familiares, es probable que te hayas encontrado en alguna ocasión con un 'selfie'. Se trata de un autorretrato, una imagen en bruto o retocada con filtros en la que nos encontramos a una persona que se acaba de hacer una foto a sí misma. Las hay de todos los colores y para todos los gustos; hay a quien le aburren soberanamente y, por otro lado, hay personas que incluso las coleccionan. No dejan de ser el fiel reflejo de la personalidad del usuario que se retrata. Con la gastronomía ocurre algo parecido. Los dos últimos años han supuesto toda una revolución en la elaboración de dulces y postres caseros. En Oro Comestible te mostramos varios ejemplos durante 2013. Hemos perdido la vergüenza y elaboramos en casa todo tipo de recetas que después compartimos con nuestros contactos. Podríamos decir que son 'los selfies de la gastronomía'. En Pinrecetas, el proyecto de Eduardo Dulce, se recogen cientos de recetas de personas que se atreven y dan rienda suelta a su creatividad con resultados más que notables. En el último mes, desde Orogourmet hemos trabajado una iniciativa conjunta con Pinrecetas para premiar a la persona que hiciera la receta más original con oro comestible. Y ya tenemos resultados.



La ganadora del concurso es Laura Campo Bergua, del blog Sweet Addict, que ha elaborado el excelente Cake de Oro en Tarro. Como comenta Eduardo, "se ha valorado particularmente la variedad de las recetas, explicaciones y fotografías para que el blog ganador utilizara el oro laminado en una receta. La decisión ha sido una tarea muy complicada y reñida por la calidad de las propuestas y por las puntuaciones finales que estaban próximas por pocas décimas". La idea de Laura Sweet Addict reúne elegancia y sencillez en la misma propuesta. Su 'cake' se recoge en un tarro de cristal lleno de sorpresas. Entre ellas, el oro comestible que, por lo que vemos en los comentarios de su blog, ha despertado muchísimo interés. De fácil elaboración, el Cake de Oro en Tarro, es una propuesta perfecta para sorprender a esos amigos y familiares que nos deleitan con sus 'selfies'. ¿Te atreves?

Más información: Ingredientes y elaboración de Cake de Oro en Tarro (Sweet Addict)

10/12/2013

Más ideas para Navidad: Orogourmet en De Torre Gourmet

Hemos aprovechado la cercanía de la Navidad para estar con un buen amigo. Se trata de Álvaro Nieto, responsable de De Torre Gourmet, uno de los establecimientos más reconocidos del norte de España en cuanto a alimentación gourmet. Álvaro nos cuenta la ampliación de la tienda con novedades como una cava de quesos o productos como la carne de buey o el oro comestible. Durante nuestra visita hemos conversado sobre las posibles aplicaciones del oro comestible durante la Navidad. ¿Quieres conocerlas? Te lo contamos en el siguiente vídeo.


No es la única propuesta que te hacemos para la Navidad desde Orogourmet. ¿Recuerdas nuestros cupcakes con oro comestible?

11/11/2013

Oro y plata comestible en cupcakes, una propuesta para Navidad

El cupcake se ha convertido en toda una tendencia y en Orogourmet nos hemos propuesto contarte todos sus secretos. Para ello, hemos estado con Rosa Elías (¿recuerdas un Gehry en tu cocina?) y en nuestra cocina hemos elaborado varios cupcakes con la vista puesta en Navidad. Te lo contamos en este vídeo.



Las recetas del vídeo son las siguientes:

Cupcake de Chocolate

Ingredientes (para 9 unidades):
-1 huevo
-62 g de mantequilla (a punto pomada)
-112 g de azúcar
-62 g de leche
-135 g de harina
-1 cucharada tamaño café de levadura en polvo
-50 g chocolate de cobertura
-1 cucharada tamaño café de cacao en polvo
-Ingrediente especial: oro o plata comestible

Elaboración:
-Precalentar el horno a 180º.
-Mezclar en un bol el huevo con el azúcar y la mantequilla, hasta que se quede uniforme. Añadir la harina, la leche, la levadura, cacao en polvo y el chocolate de cobertura derretido.
-Llenar las cápsulas unas tres cuartas partes aproximadamente.
-Hornear durante 18 minutos aproximadamente, hasta que veamos que estén hechos.
-Dejar enfriar antes de decorar con la cobertura.



Cupcake de Vainilla

Ingredientes (para 9 unidades):
-1 huevo
-62 g de mantequilla
-112 g de azúcar
-62 ml de leche
-135 g de harina
-1 cucharada tamaño café de levadura en polvo
-1/2 cucharada tamaño café de extracto de vainilla
-Ingrediente especial: oro o plata comestible

Elaboración:
-Antes de preparar la masa para los cupcakes, calentamos el horno a 180°C.
-Batimos el huevo con el azúcar y la mantequilla, que previamente haya estado a temperatura ambiente para que esté blanda y poder mezclar en la masa, hasta conseguir una mezcla ligera.
-Añadimos a la mezcla la leche, el extracto de vainilla, la harina y la levadura tamizadas. Seguimos batiendo enérgicamente con una varilla durante 2 minutos aproximadamente hasta conseguir la textura de una crema.
-Ponemos las cápsulas en una placa de horno y las rellenamos con la masa.
-Horneamos durante 18-20 minutos a 180°C, hasta que tengan consistencia.
-Dejamos que se enfríen completamente.

17/10/2013

Nueva identidad corporativa y web de Orogourmet


Orogourmet
Los bematistas ayudaban a Alejandro Magno en sus travesías y expediciones por Oriente. Medían las distancias contando los pasos y su oficio, de gran precisión, era de gran importancia para conseguir grandes retos y conquistas. En estos últimos años, en Orogourmet hemos dado pasos inequívocos para fomentar el conocimiento y la consolidación del uso de metales en gastronomía. Consideramos que el oro comestible y la plata comestible ya forman parte de los ingredientes imprescindibles en cualquier cocina de vanguardia. Esto nos lleva a seguir dando pasos para promover y popularizar nuestros productos. Como los artesanos bematistas, hemos trabajado con sumo esmero y precisión nuestro siguiente paso: una nueva identidad gráfica y una renovada web para Orogourmet.
La nueva identidad gráfica de Orogourmet está inspirada en el delicado y concienzudo trabajo de los artesanos con los metales. En relación con la gastronomía, supone una metáfora sobre la dedicación de cocineros, chefs y maestros pasteleros en la ornamentación de sus mejores creaciones con oro y plata comestible. Esta identidad gráfica sirve de inspiración para estructurar nuestra web, en la que el oro y la plata adquieren protagonismo en un espacio claro y funcional. Puedes acceder a los siguientes contenidos y servicios:

No nos olvidamos de la redes sociales. Desde la web puedes acceder a nuestra página en Facebook y los perfiles de Orogourmet en TwitterFlickr y YouTube. Como tu opinión es importante, te invitamos a que nos traslades tu opinión sobre nuestra nueva identidad y la web de Orogourmet. Gracias por adelantado. Seguiremos tus pasos.

4/10/2013

Oro comestible en helados sundae

El sundae es un postre que tiene como base una o varias bolas de helado regadas con sirope y los ingredientes que la imaginación disponga. En España se ha popularizado gracias a las nuevas heladerías que combinan tanto helado como yogur, además de una suerte de ingredientes conocidos como toppings. Si eres un amante de este postre, te interesará conocer su historia: hasta cinco ciudades norteamericanas se disputan la invención de esta delicia que ha cumplido su 120º aniversario. En Estados Unidos se hacen sundaes para momentos o conmemoraciones especiales como el 4 de julio, Día de la Independencia.


El sundae también es protagonista en la gastronomía de lujo. ¿Por qué? Tenemos que viajar hasta Nueva York para descubrirlo, concretamente al restaurante Serendipity 3, donde se elabora el Grand Opulence Sundae. El helado posee el récord Guiness como el sundae más caro del mundo. Esta delicia, que está valorada en unos 730 euros, es una auténtica ‘torre de babel’ de los postres por la diversidad de procedencias de sus ingredientes. Servido en una copa Baccarat Harcourt, el helado cuenta con helado de vainilla de Tahití, chocolate venezolano, vainilla de Madagascar… Todo ello aderezado con oro comestible en láminas e incluso con detalles como unas originales almendras de oro. Si te atreves con él, te pasamos su receta.

Puedes ver el Grand Opulence Sundae en la carta de postres de Serendipity 3 y, si quieres disfrutarlo, recuerda que tienes que reservarlo con 48 horas de antelación. El local neoyorquino es ya conocido por los seguidores de Orogourmet. Además de por este delicioso sundae, posee fama mundial por elaborar y comercializar el postre más caro del mundo. Es el Frrrozen Haute Chocolate, que incluye oro comestible en su receta y se puede adquirir por 20.000 euros.


Como sabemos que te estás relamiendo, no podemos evitar traer otra delicia a este blog. ¿Recuerdas los cupcakes? Hemos hablado en varias ocasiones en el blog sobre su elaboración con oro comestible. De hecho, el mes pasado te presentamos el que hasta la fecha era el cupcake más caro del mundo, el Decadence D’Or. Pues bien, tenemos nuevas noticias. Durante la Semana Nacional de los Cupcakes de Reino Unido se ha presentado un cupcake valorado en 995 euros. Y…, ¿qué tiene en común con el Decadence D’Or? Ambos postres comparten un ingrediente clave: el oro comestible.

Imágenes: Megaricos

2/9/2013

Decadence D’Or, el cupcake más caro del mundo

La revista Forbes acostumbra a elaborar unos minuciosos rankings en los que disecciona las mayores fortunas en distintos ámbitos y sectores. Sus listas han favorecido la aparición de todo un género periodístico en el que las clasificaciones del lujo acaparan el protagonismo. Se investiga y pone valor a los más preciados objetos, propiedades e incluso comestibles. En muchos de estos casos, el oro y la plata comestible son ingredientes imprescindibles. 

No hizo falta recordárselo a Olivier Dubreuil y Johann Springisfeld, chefs del hotel Palazzo de Las Vegas. Habituados a públicos exigentes y con el atrevimiento necesario para pagar por lo singular, elaboran el cupcake más caro del mundo, el denominado Decadence D’Or.


Para los neófitos, un cupcake es una magdalena especial, también conocida como pastel de taza o tartaleta. En el caso de este pastel elaborado en el corazón de los casinos, el precio -Decadence D’Or está a la venta por 750 dólares (unos 570 euros)-, puede ser lo más llamativo. Sin embargo, las claves de su éxito residen en la exclusividad de sus ingredientes. Son los siguientes:
  • Coñac Louis XIII de Rémy Martin. Es el coñac más caro del mundo, elaborado con uvas de Grande Champagne. Es un ‘blended coñac’ de otros coñacs con un mínimo de 40 años de envejecimiento. 
  • Chocolate Palmira. El Decadence D’Or se elabora con una variedad de cacao (Porcellana) redescubierta en 2004 en Venezuela por Valrhona
  • Caviar de vainilla. Cultivado de forma artesanal en Tahití. 
  • Oro comestible. Sin duda, el protagonista de los postres más lujosos de la repostería moderna. 

Si quieres adquirir esta tartaleta y tienes la suerte de visitar la capital mundial del juego, acude a la tienda Sweet Surrender del propio hotel. No nos responsabilizamos de los daños colaterales en tu tarjeta de crédito. Pero, si no puedes viajar hasta Las Vegas o la tarjeta está en reposo, tenemos una pequeña sorpresa. Investigando en la Red, hemos encontrado una receta del Decadence D’Or cupcake para que lo intentes en tu cocina o en tu establecimiento. ¿Te atreves? Recuerda, siempre con oro comestible de Orogourmet. Si te esmeras, quizá Forbes te haga un hueco en su próxima lista.

Actualización (Octubre 2013): Un nuevo 'rival' para el Decadence D'Or

Imágenes: Bakers and Artists, Luxuo.

5/8/2013

Ginebra con oro comestible, el cóctel del verano

Hace tres años hablábamos en este blog de la Edad de Oro de la gastronomía en internet. Las tendencias evolucionan, algunas mueren, otras perduran… Hemos conocido nuevas técnicas culinarias, disfrutado de los descubrimientos de innovadores y entrañables ‘gastropredicadores’ y descubierto que, en realidad, casi no sabemos nada..., o casi nada. En este tiempo, desde Oro Comestible hemos compartido y apoyado el renacimiento de la coctelería, que se ha reinventado tras unos años, quizá décadas, en los que inexplicablemente ha vivido casi en la clandestinidad. Por estas líneas han pasado el cóctel de cerveza con oro comestible de Javier de las Muelas, el Chivas 18 McQueen o el Silver Wish, entre otros. Incluso os hemos enseñado en persona a elaborar un Cosmopolitan muy especial. Para este verano, nos permitimos invitaros a decorar vuestros cócteles y combinados con oro y plata comestible. Y…, allá va una recomendación.



Entre las novedades que hemos analizado últimamente, nos ha llamado la atención una propuesta recogida en el muy recomendable blog No te subas a la barra. En el artículo Cómo disfrutar de la ginebra en verano sin pedir gin-tonics se dan varias claves de las nuevas tendencias en coctelería. El blog destaca que “algunas marcas de ginebra han empezado a apostar por nuevas propuestas de cócteles para no centrar su nicho de consumo únicamente en el gin tonic”. En este sentido, cabe reseñar el trabajo que está haciendo la marca Gin Nº3. Recientemente ha presentado una selección de nuevas creaciones, entre las que destaca el Tres Pasiones. Es un cóctel muy refrescante que incluye fruta de la pasión, licor de flor de saúco y oro comestible en polvo. No te subas a la barra se ofrece la receta y elaboración.

Si tienes la oportunidad de visitar o estar en Madrid, el pub O’Clock, con su marcado estilo british, ofrece este cóctel que nos redescubre la ginebra…, con la complicidad del oro comestible.