English French German Portuguese

28 abr. 2010

La Edad de Oro de la gastronomía española en Internet



He seguido en los últimos días todo lo que se ha escrito, dicho, comentado… sobre el II Encuentro de Bloggers Gastronómicos en el que participé el pasado fin de semana y llego a una conclusión: somos una gran familia que es el reflejo del excelente momento que vive la gastronomía española en la última década. Estoy muy orgullosa de haber disfrutado de este evento que me ha permitido conocer a excelentes compañeros de fatigas (y de pequeñas juergas, je, je). Por eso, y para seguir la conversación, que de eso se trata en Internet, os planteo una pregunta: ¿estamos en la Edad de Oro de la gastronomía española en Internet? Estoy convencida de que sí. Me quedo con varias ideas sobre las que he pensado en los últimos días. Os las lanzo a ver qué os parecen:
-El público es lo importante. Si somos honestos con lo que contamos, tendremos amigos y seguidores. Olvidémonos de vanidades y egos y escuchemos lo que quieren los que nos leen y comentan.
-Es muy importante la colaboración entre los blogueros y los twitteros que formamos parte de la familia gastronómica en Internet. Vivimos en un entorno que alguno de mis amigos define como ‘coopetición’. Cooperamos y competimos por un público objetivo común, pero no seríamos nada sin las recomendaciones, comentarios o referencias de otros colegas.
-Las redes sociales son una prolongación de los recetarios que nos escribían abuelas y madres. Pero, además potencian y amplifican el alcance de los que, con toda modestia, hacemos ‘pequeñas grandes cosas’ en la cocina. Las recetas ‘hablan’ todo tipo de idiomas y están al alcance de cualquiera y como decían en un tweet, dentro de poco las vamos a tener a mano en el iPad cuando estemos cocinando.
-El lujo en la gastronomía se ha democratizado en Internet. El acceso fácil y sin trabas a todo tipo de contenidos en la Red permite que cualquier cocinillas inquieto pueda valorar y probar con ingredientes que quizá no imaginaba probar. Es, por ejemplo, el caso del oro comestible.
Para finalizar, enhorabuena a los ganadores (¡qué buenos!), a los organizadores del evento (Matrícula de honor para Marta Borruel) y gracias a todos los amigos que he hecho. Nos vemos en las redes o en la próxima comilona, siempre con oro comestible, je, je.
(También un abrazo especial para Bertus, que se ha trabajado un post recopilatorio genial sobre #gastronav).

4 comentarios:

Gourmetdeprovincias dijo...

Me gusta este punto de vista.Lo comparto plenamente!

Nos leemos (y nos vemos pronto, espero)

Saludos

Caminarsingluten dijo...

Nos ha gustado todo los que has escrito, y compartimos por completo todo.

Realmente, ha sido para nosotros un placer el conoceros, el compartir esos momentos inolvidables, y esperamos volver a encontrarnos.

Besotes y abrazos.

Ana y Víctor.

Xesco dijo...

De acuerdo si, contentos por conocer a tanto bloger y a tanta gente maja. Nos volveremos a ver, seguro. gracias

HELENA dijo...

Un saludo para ese oro riojanoooooooo...
Guardo tu tarjeta como "oro" en paño..jajaj
Hasta el proximo encuentro...

Publicar un comentario en la entrada

¿Conversamos? Comenta mi artículo.
Expresa tus experiencias y creaciones culinarias con el oro y la plata comestible.