English French German Portuguese

27 abr. 2011

Las tartas nupciales se visten de oro comestible

En 'Oro comestible' nos gusta hablar no sólo de obras de arte gastronómicas sino también de la relación que, a veces, éstas tienen con el arte en otros campos. Es en este matiz, en el que el oro y la plata comestible tienen un papel a veces principal.

En este caso, y aprovechando que el oro parece ser el nuevo tono de moda en los detalles de decoración nupcial, vamos a hablar de las tartas de boda que Martha Stewart presenta en su catálogo nupcial cada temporada. Una impresionante selección de tartas inspiradas en obras y artistas referencia de los siglos XIX y XX: Vincent Van Gogh, Jackson Pollock o Gustav Klimt.

Es en la inspiración en este último artista donde nos hemos querido centrar en este post.

La tarta de caramelo Kromer de Martha se inspira en el retrato de Adele Bloch-Bauer I, pieza central de la colección de Lauder en la Neue Galerie de Nueva York. Al igual que el propio Gustav Klimt sobre su obra, Martha Stewart da a su tarta de caramelo un acabado en oro. La textura se logró aplicando láminas de oro comestible sobre una pasta de azúcar, con ribetes decorativos separando los pisos de tarta. Las esquinas recortadas en chaflán aluden al amor del artista por una geometría nada convencional.

 

Base de mantequilla y merengue al horno, para dar vida a 'Los Girasoles', de Vincent Van Gogh.

 

El expresionismo abstracto de Jackson Pollock, elaborado en chocolate negro, blanco y con leche


1 comentario:

Susana Oro dijo...

¡Qué original!

Publicar un comentario en la entrada

¿Conversamos? Comenta mi artículo.
Expresa tus experiencias y creaciones culinarias con el oro y la plata comestible.