English French German Portuguese

17 abr. 2015

El dónut más caro del mundo

Hemos hablado de la democratización de la cocina de lujo en artículos anteriores. Cada vez más personas se acercan a probar o incluso elaborar platos y presentaciones que hace unos años estaban reservadas a unos pocos afortunados. Pero también puede ocurrir que los especialistas -cocineros, pasteleros, enólogos…- hagan el camino inverso y acerquen productos al público en general. El mes pasado hablábamos de la primera rosquilla de oro comestible, una creación que había salido del horno del hotel Westin de Times Square. Frank Tujague había trabajado duro en la elaboración de un producto que combinaba oro comestible con trufa y queso, entre otros ingredientes.


En el mundo global en el que vivimos la imaginación se ha convertido en un producto de primera necesidad. Tan de primera necesidad que a veces surge la misma idea en dos latitudes diferentes. En nuestro viaje mensual por las últimas novedades de la gastronomía de lujo nos hemos parado en un pequeño establecimiento de Kelowna, en Canadá. Allí hacen el dónut más caro del mundo, según recoge The World Record Academy. Dolucious Donuts & Coffee ha creado este mes una ‘rosquilla’ que, además de oro comestible, incluye diamantes comestible y vino helado. Su precio, 100 dólares (92 euros).


El dónut de Kelowna tiene dos historias con corazón detrás. Los periodistas que han escrito sobre este récord han descubierto que la idea no procede de los dueños del establecimiento. Es una propuesta de un cliente de toda la vida, que solicitó un dónut especial para pedirle a su novia que se comprometiera con él. Lo que no sabemos es la respuesta de la afortunada. Sí conocemos el destino de los beneficios obtenidos con este dulce: se quiere renovar la cocina de una iglesia cercana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Conversamos? Comenta mi artículo.
Expresa tus experiencias y creaciones culinarias con el oro y la plata comestible.